De la causa

Entrega de la Positio en la Congregación para las Causas de los Santos.

El 28 de noviembre de 2016, terminó el proceso de preparación de la Positio de la Madre María Félix. Este volumen de más de ochocientas páginas recoge una relación detallada de las virtudes de la Madre; un sumario de las declaraciones de los testigos y de los documentos más relevantes sobre su vida, virtudes y fama de santidad; una biografía basada en esos mismos textos y otros documentos relativos al desarrollo de la Causa de Canonización. Es el material que estudiará la Congregación para las Causas de los Santos, a fin de dictaminar si procede pedir al Santo Padre su beatificación y posterior canonización.

Concluye la fase diocesana para canonizar a la Madre Félix

Ahora, después de varios años de estudio sobre los detalles de su vida, y de recopilar datos y testimonios, acaba de concluir la fase diocesana de la Causa de Canonización de la Madre Félix, que seguirá su curso en la Santa Sede. Durante la clausura del proceso, Mons. Antonio María Rouco afirmó que para que el proceso concluya como Dios quiere, junto al material que se envíe a Roma, «deben ir también nuestras oraciones». El Cardenal destacó también la actualidad del testimonio de la Madre Félix: su vida de estudiante y apóstol, su dedicación a la formación de la juventud y su fidelidad a la voluntad de Dios al buscar los caminos de la vida religiosa, insertando a su Congregación en el nuevo milenio.

Cf. Artículo publicado en Semanario Religioso Alfa y Omega Nº 765 / 22-XII-2011

Empieza la Causa de Canonización

El 24 de enero de 2009, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, presidió la primera sesión del proceso de Canonización de la Madre María Félix. Ante más de mil personas congregadas en el Colegio Mater Salvatoris de Madrid –muchas de ellas procedentes del otro lado del océano Atlántico– el cardenal Rouco destacó que, «frente a algunos que ¿llegan tarde a la santidad?, a la Madre Félix parece que la santidad la acompañó siempre: en la niñez, en su juventud, en su vida consagrada». También subrayó que «en los años difíciles y complejos del postconcilio, frente a interpretaciones de ruptura, ella supo vivir una continuidad espiritual y fidelidad creativa que han hecho que su congregación goce de una fecundidad admirable».